Becas Ictus Infantil

Becas Ictus Infantil

Cáritas Diocesana de Jerez tiene entre sus objetivos la defensa y el cuidado de la infancia. Para lograrlo, tiene suscrito un convenio con el Instituto Chárbel de Neurorrehabilitación de Jerez para desarrollar el Proyecto Becas Ictus Infantil. El convenio contempla que los niños que presentan patologías derivadas de dichas enfermedades, reciban las terapias necesarias en el mencionado Instituto, que aplicará a dichos tratamientos tarifas a precio de coste. El tratamiento es personalizado y multidisciplinar (fisioterapia, neuropsicología, logopedia, rehabilitación y terapia ocupacional) para procurar a los niños una mejoría notable o normalización de sus procesos neurocognitivos y de sus déficits físicos.

En 2019, se han concedido becas a cinco niños y niñas con estas patologías, que están recibiendo tratamiento en el Instituto Chárbel. Gracias a las Becas, los niños Alba R.P., de 4 años y David P.G., de 8 años, reciben tratamiento neurocognitivo, logopédico, fisioterapia neurológica y terapia ocupacional. Los niños Dilan M.M., de 4 años, y Juan R.R., de 5 años, reciben tratamiento logopédico y de fisioterapia neurológica, en el primero de los casos, y tratamiento neuropsicológico, en el segundo. La quinta beca se le concedió a Lucía S.S., de 17 meses.

Las becas se conceden una vez que el niño cuenta con el informe social de Cáritas, y médico neurocognitivo, físico y logopédico favorable, que realiza el equipo multidisciplinar de la clínica Chárbel. Cada estudio médico de viabilidad contiene un cronograma de intervenciones lo más ajustado posible en función del mismo estudio, para determinar la posible duración del tratamiento y el coste estimado del mismo. Si ambos informes son favorables, se concede la beca y, una vez aceptada por la familia, el niño o la niña afectado de estas enfermedades comienza el tratamiento de neurorrehabilitación.

Cáritas Diocesana de Jerez es la única organización que gestiona las becas Ictus Infantil, cuya dotación está depositada en la cuenta corriente que Cáritas tiene abierta para tal fin.

Gracias a la labor de todos los profesionales de Chárbel que trabajan en la neurorrehabilitación de los niños becados y a todos los recursos materiales y tecnológicos que emplean, se consigue una mejoría notable o normalización de los procesos neurocognitivos y déficit físicos afectados por el accidente cerebral vascular, todo ello con el objetivo final de que los niños recuperen su independencia y la funcionalidad de las actividades de la vida diaria.