Cinco síntomas para detectar que alguien está sufriendo un Ictus

El ictus afecta anualmente a 120 000 personas en España. Por suerte, la neurorehabilitación y las terapias complementarias permiten la recuperación del paciente. Sin embargo, es imprescindible reaccionar a tiempo y, sobre todo, conocer cuáles son los síntomas más importantes para ayudar a la persona que lo experimenta lo antes posible.

Cinco síntomas de ictus

Los siguientes síntomas son los más característicos de esta dolencia. Por lo general, se presentan de forma gradual durante un periodo de tiempo determinado. En cuanto sean apreciados, es necesario el traslado inmediato de la persona a un hospital.

Parestesia en uno de los lados del cuerpo

La persona puede quejarse de debilidad o adormecimiento en el brazo y en la pierna. También se puede presentar este síntoma en el rostro y es visible el cambio en su expresión habitual.

Incapacidad para poder hablar o entender lo que se le indica

También se suelen presentar síntomas de confusión, desorientación y dificultades para saber qué está sucediendo exactamente. Es uno de los que genera más alarma en el propio paciente por lo que es aconsejable mantener la calma.

Imposibilidad de caminar y mareos

El paciente podría intentar ponerse de pie, pero no podrá mantener el equilibrio. También podría hacer gestos relacionados con la inestabilidad de todo lo que le rodea en ese momento.

Pérdida de visión

Puede darse en uno de los ojos o en los dos a la vez. La persona hará gestos o intentará comentar lo que está sucediendo de alguna manera.

Cefalea intensa sin motivo aparente

Si una persona no tiene ninguna causa externa o interna que le produzca un dolor de cabeza, pero de pronto se queja de uno de enorme intensidad, es imprescindible ir al hospital en el menor tiempo posible.

Una segunda oportunidad

Tras la primera exploración médica, se determinan los daños neurológicos y se apuesta por la neurorehabilitación para conseguir darle una segunda oportunidad al paciente. La constancia, contar con los mejores profesionales y tener ganas de superarse son siempre factores a tener en cuenta para lograr el objetivo de la recuperación.

Son diversos los tratamientos que permiten disfrutar de resultados más que positivos y optimistas. De hecho, más del 60 % de los pacientes consigue superarlo, por lo que resulta indispensable contar siempre con los profesionales con mayor experiencia en su tratamiento para dejar a un lado el pesimismo y luchar siempre por salir adelante.

Gracias a los avances en las distintas terapias de recuperación, el ictus se ha convertido en una enfermedad cuyas secuelas pueden superarse con constancia y dedicación. Una vez más, se recuerda la imprescindible importancia de llevar al paciente al hospital en cuanto se observe alguno de los síntomas de ictus arriba indicados para comenzar cuanto antes el proceso de su recuperación.